C Mo Estudiar Ingl S Para La Gala 3

Ejemplo práctico de tecnología Ensayos de texto online

1 creemos que debemos ser honestos, justo, puro, benévolo, virtuoso y hacer el bien a todas las personas; en verdad podemos decir que seguimos la instrucción de Pablo: creemos a todo a todo esperamos nosotros mucho han llevado y esperamos que podemos llevar todo. Si es que o virtuoso, hermoso, digno del respeto o el elogio - aspiramos a todo esto.

Creemos que por los principios básicos y los sacramentos del Evangelio son - primero, la fe Diós Jesucristo, segundo, la confesión, tercero, el bautizo el hundimiento en el agua para la absolución de los pecados, cuarto, el ponimiento de las manos para el talento del Espíritu santo.

Siguiendo esto, hemos ido y se bautizaban. Primero de ello, y después él me bautizaba. Después de esto he encargado las manos en su cabeza y ha dedicado de ello en Svyaschenstvo Aaronovo, y luego él ha encargado las manos en mí y ha dedicado de mí en el mismo Sacerdocio-pues era así a nosotros.

Una vez, en febrero, Mar­tin Harris antes citado ha llegado a nosotros y, habiendo tomado copiado por mí de las hojas las letras, ha salido con ellos a la ciudad Nueva York. Lo que ha pasado con él y con, llevo en ello el relato sobre todo occurido, como él mismo lo me ha entregado por a casa.

Puesto que nuestra mente era sereno, la mejor comprensión de Pi­sany Sagrados empezaba a abrirse nosotros; el significado verdadero y el sentido de sus partes más misteriosas eran abiertos a nosotros por tal, que no podíamos ni alcanzar, ni hasta ó«¿Ôý a él nunca antes. Al mismo tiempo guardar el misterio sobre lo que hemos recibido el Sacerdocio y se bautizaban, a consecuencia del espíritu de la persecución, ya en aquella localidad.

Él ha dicho que Svyaschen­stvo Aaronovo no tiene encargar las manos para del Espíritu santo pero que en nosotros será encargada esta fuerza más tarde. Él nos ha ordenado a ir y bautizarse, habiendo indicado que bautice Olivera Kauderi y para que él me bautice.

El quinto de abril mil veinte noveno cierto Oliver Kauderi, que hasta entonces veía nunca, ha llegado a mí a la casa. Él me ha dicho que era el maestro en aquella escuela, donde las venas mi padre y que aquel mandaba a sus hijos a su escuela y que él un tiempo vivía en la casa de mi padre, donde los miembros de nuestra familia a ello, a que he recibido las hojas y que él ha llegado a preguntarme sobre esto.